Herem

– El papel que jugó Franz Marc en el Jinete Azul – ‘Der Blaue Reiter’ –

Posted in Poético by Maria de Herem on enero 27, 2008

,

Continúo inmersa en la vida y obra de Franz Marc pero la extensión del trato que Susanna Partsch le concede, me conduce, al mismo tiempo que la leo, a inmersionar en el tema y aprovechar así esta oportunidad de acercarme a los que fueron integrantes o integrados en el Jinete Azul.

.

de-lo-espiritual-en-el-arte

.

Wassily Kandinsky, después de haber escrito el ensayo ‘Über das Geistige in der Kunst’ (Sobre lo espiritual en el Arte), concibe un plan para editar una especie de almanaque, en el que sólo artistas -pero no sólo de las artes plásticas- pudieran expresar sus ideas.

.


Pinturas de W. Kandinsky

.

¿Qué ocurre? Kandinsky no se sentía en condiciones de llevar a cabo este proyecto por si solo.

.

<<Y entonces llegó Franz Marc de Sindelsdorf. Una conversación fue suficiente: nos entendimos perfectamente>>.

.

Ambos habían concebido, independientemente uno del otro, un plan para protestar contra el escrito de Carl Vinnen, ‘Quosque Tandem’ y lo realizaron conjuntamente. En ese sumarse de sus criterios, es donde Kandinsky reconoce la capacidad de su joven amigo para redactar y publicar ensayos. Además, punto en el que incide Partsch, él y Marc tenían ideas similares sobre la pintura, como se había revelado en la crítica de aprobación de Marc sobre la segunda exposición de la Asociación de Artistas, en la que utilizó el concepto de lo ‘espiritual’ de modo similar a Kandinsky.

.

Marc había soñado con publicar una revista. Deseaba explicar el arte que él y sus amigos creaban también con palabras y con presentaciones. Imagino que porque a ese Arte se le adosaba íntimamente una ideología, una intelectualidad, o una filosofía.

correspondencia con Kandinsky

.

El 19 de junio de 1911, Kandinsky escribió a Marc una carta, que dice la autora de esta biografía (sin presentarla), se ha convertido en una leyenda, en la que proponía a su joven amigo el editar juntos una especie de almanaque. Se compararían cuadros de diferentes culturas, publicándose además ensayos de artistas. No se ha conservado ninguna respuesta de Marc a dicha carta. Marc se reunía con bastante frecuencia con Kandinsky y es dudoso que esta respuesta la diese por escrito. Pero los trabajos del almanaque comenzaron muy poco después de ese hecho. En Septiembre Marc lo comentó con su amigo August Macke y le solicitó su colaboración. Mismo mes en el que se pudieron de acuerdo sobre el nombre, nos lo cuenta Kandinsky en sus memorias:

.

<<El nombre Der blaue Reiter lo inventamos en el cenador de Sindelsdorf; a los dos nos gustaba el azul: Marc, caballos, yo, jinetes. Así el nombre vino por si mismo>>.

.

Durante los trabajos del almanaque aumentaron las diferencias en la nueva Asociación de Artistas. Incluso antes de que apareciera el almanaque en la editorial Piper, se produjo la célebre reunión en la que Marc y Kandinsky declararon abandonar la exposición. En sólo catorce días consiguieron reunir, junto a la exposición de la Asociación de Artistas en los salones contiguos de la Galería Tannhauser, una exposición con 50 obras de 14 artistas.

.

Esta exposición, en la que pudieron verse cuadros de:

.

albert bloch

Albert bloch

.

David Burljuk

– David Burljuk –

.

Heinrich Campendonk

Heinrich Campendonk

.

Robert Delaunay

Robert Delaunay

.

Elisabeth Epstein

Elisabeth Epstein

.

Eugen von Khaler

Eugen von Khaler

.

kandinsky

Wassily Kandinsky

.

Macke

August Macke

.

Gabriele Münter

Gabriele Münter

.

Rousseau

Henri Rousseau

.

… y Wladimir Burljuk, Franz Marc, Jean Bloe Niestlé, y del compositor Arnold Schönberg, fue una exposición itinerante que, en los años siguientes, se mostró en Colonia, Berlín, Bremen, Hagen, Francofort del Meno, Hamburgo, Rotterdam, Amsterdam, Barmen, Viena, Praga, Budapest, Koenigsberg, Oslo, Lund, Helsinki, Estocolmo, Trondheim y Göteborg. En Berlín pudo verse en la galería ‘Der Sturm’ dirigida por Herwarth Walden y recientemente inaugurada. Walden fue también quien ayudó a organizar las exposiciones de los países nórdicos.

.

Picasso

.

La exposición fue titulada también con el nombre de ‘Der blaue Reiter’. Poco después presentaron, en la galería de arte Goltz, grabados y acuarelas. En esta segunda y última exposición de la redacción del ‘Blauer Reiter’ hubo una representación más numerosa de pintores franceses, además de Pablo Picasso:

.

Georges Braques

Georges Braques

.

Roger de la Fresnaye

Roger de la Fresnaye

.

André Derain

André Derain

.

Y Robert Lotrion, y Maurice Vlaminck presentaron sus obras junto a Robert Delaunay.

.

Marc conoció en Berlín, en las Navidades de 1911, a un grupo de artistas completamente desconocido hasta entonces en Munich, que se denominaba ‘Die Brücke’ (El puente), y llevó a la exposición obras de:

.

Erich Heckel

Erich Heckel

.

Ernest Ludwig Kirchner

Ernest Ludwig Kirchner

.

Otto Mueller

Otto Mueller

.

Max Pechstein

Max Pechstein

.

Paul Klee

.

Junto a otros artistas alemanes y suizos, también había obras de Paul Klee.

.

De los rusos enviaron cuadros gracias a la mediación de Kandinsky:

.

Natalia Gontscharowa

Natalia Gontscharowa

.


Michail Larionow

.

Malevich

Kasimir Malewitsch

.

Muy notable e importante hasta hoy, es la internacionalidad que se manifestaba en las exposiciones, tan en contraposición con las tendencias nacionalistas que, por ejemplo, se habían revelado en la protesta de Vinnen. La primera exposición del ‘Blauer Reiter’ se considera hoy en día como el nacimiento de la pintura moderna en Alemania.

.

* Se advierte que yo he buscado obras de todos estos pintores para ilustrar sus nombres pero no me he preocupado de, en concreto, localizar las que estarían en esas exposiciones o en el almanaque. Sería algo demasiado arduo, denso y quizás hasta imposible para mí.

.

almanaque

.

En mayo de 1912 (…) salió el almanaque a la luz, que ya no era tal. Poco antes de llevarlo a la imprenta, Piper insistió en borrar esta palabra del título y Kandinsky la quitó de su grabado en madera. Los dos directores ya no hablaban de un órgano de aparición anual, sino de una serie que se publicaría irregularmente; pero tampoco este plan se llevaría a la práctica, pues sólo saldría a la luz el primer tomo del ‘Blauer Reiter‘.

.

Junto a ciento cuarenta reproducciones aparecían diecinueve artículos. Junto a obras del Modernismo se presentaban objetos folclóricos, obras medievales y arte popular, sobre todo pinturas en vidrio de Baviera. Para Marc y Kandinsky, el paralelismo estribaba en la inmediatez con que se habían creado las obras.

.

Tres textos cortos de Marc introducían el volumen y tres largos de Kandinsky lo cerraban. Entre ellos artículos de artistas plásticos como August Macke o David Burljuk, pero también músicos como Arnold Schönberg y del ruso Thomas von Hartmann.

.

‘Der blaue Reiter’ resumía obras inconexas, no ofrecía ningún resumen sistemático de las teorías del arte entonces en boga. Más bien aparecía al inicio de una evolución, que en 1914 llegaría a su fin: la evolución de la pintura hacia la composición abstracta.

.

Aún cuando Marc no sea considerado como uno de los padres principales de la pintura moderna, Kandinsky le reconoció dicho rango en su trabajo:

.

El toro

.

<<El fuerte sonido abstracto de la forma corpórea no necesariamente exige la destrucción de lo figurativo. Que aquí no existen reglas generales, lo vemos en el cuadro de Marc (El toro). Es decir, el objeto puede conservar perfectamente el sonido interno y externo, pudiendo transformarse sus partes individuales en formas que autónomamente suenan abstractas, originado por tanto un sonido principal global abstracto>>.

.

Franz Marc mismo, en sus breves artículos para el ‘Almanaque’, expuso tesis que, hasta hoy, nada han perdido de actualidad.

.

<<Las nuevas ideas son difíciles de entender sólo por desacostumbradas… Lo que hoy parece fantasmagórico, mañana será natural>>.

.

Del ‘Blauer Reiter’ se vendieron tantos ejemplares -se habían imprimido 1200 ejemplares- que en 1914 fue necesario reimprimirlo. Sin embargo las ventas no cubrieron gastos debido al bajo precio al que se vendió. Marc y Kandinsky tuvieron que afrontar esos gastos…

.

En principio, se había previsto un segundo volumen en el momento de terminarse el primero, pero los trabajos se retrasaban una y otra vez. Este segundo volumen corría a cargo de Marc (se había acordado así entre ellos, Marc y Kandinsky, para que su trabajo como pintores no se resintiera tanto). En Marzo de 1914, Kandinsky escribe a Marc y le da la noticia de que su retraimiento del proyecto será absoluto. La pintura de Kandinsky se resentía… y ésto decepciona a Marc pero respeta la decisión del amigo. Marc sigue esperanzado con las nuevas ideas. ¿Quién sabe a donde habría llegado como teórico del Arte y pintor de vivir más años? Pronto llegó la guerra y la guerra acabará con la vida del joven artista. Pero yo me retiro aquí, aunque me sigo quedando un buen rato a solas con la biografía escrita por Susanna Partsch.

.

.

.

.

.

Tagged with: ,

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. María said, on enero 27, 2009 at 2:56 pm

    Representada en un gráfico, la vida espiritual sería como un triángulo acutángulo dividido en tres partes desiguales. El ángulo menor y más agudo de ellos señala hacia arriba; a medida que desciende, cada parte va agrandándose y ensanchándose.

    Este triángulo tiene un movimiento lento, casi imperceptible, hacia adelante y hacia arriba: en el lugar donde hoy se halla en vértice superior, mañana estará la parte siguiente. De tal manera, lo que hoy es inteligible para el vértice superior y, en cambio, parece una perogrullada para el resto del triángulo, estará mañana cargado también de sentido y razón para la otra parte de la figura.

    En la cima del vértice hay, muchas veces, sólo un hombre. El gozo de su contemplación es igualable a su desmedida tristeza interior. Los que se encuentran cerca de él no lo entienden y con indignación lo acusan de loco o impostor. (…)

    En cualquier parte del triángulo hay artistas. Todo aquel que puede ver más alla de los lindes de su sección es un profeta para los que lo rodean y contribuye en el lento movimiento del carro. Si en cambio, no se posee esa mirada visionaria o renuncia a ella, sus pares lo apoyarán y celebrarán.

    Kandinsky, Sobre lo espiritual en el arte

  2. María said, on enero 27, 2009 at 2:58 pm

    Contra la ‘protesta de artistas alemanes’, que temen la extranjerización del arte alemán (llamamiento que hizo Carl Vinnen cuando la Kunsthalle de Bremen compró un cuadro de van Gogh en abril de 1911), y por iniciativa de Marc y Kandinsky, se escribe el ensayo ‘La lucha por el arte’, en que toman postura célebres directores de museos y artistas. Y supuso el inicio de la dedicación a la política del arte de la época de Franz Marc, que en los próximos años ocuparían mucho de su tiempo y espacio.

  3. María said, on enero 27, 2009 at 2:59 pm

    En contra de la Protesta de artistas alemanes promovida en 1911 por el pintor Carl Vinnen (1863-1922) con su Quosque Tandem, el historiador del arte Wilhem Worringer (1881-1965) escribe ese mismo año su ensayo El Desarrollo histórico del Arte Moderno dentro de una antología de textos titulada La lucha por el arte.

  4. María said, on enero 27, 2009 at 2:59 pm

    Resumen: Este libro reune todas las cartas conservadas entre Vasili Kandinsky y Franz Marc, literalmente y sin omisiones. Asimismo, se recogen todos los escritos complementarios de y a Grabriele Münter y Maria Marc hasta el final de la Gran Guerra; sin embargo, de las cartas posteriores de ambas mujeres sólo aquellas que, aparte de los saludos y las señales de vida, están en relación con la vida y la obra de los artistas.

    http://www.priceminister.es/offer/buy/20677396/Marc-Franz-Correspondencia-Libro.html


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: