Herem

– Metáfora de la enfermedad –

Posted in Poético by Maria de Herem on enero 23, 2009

.
.

‘… Answer./ That you are here–that life exists, and identity;/ That the powerful play goes on, and you will contribute a verse.//’

– WALT WHITMAN –

.

.

lemur-mano


Enfermar: la mafia italiana vs. la mafia cubana.

La apuesta es el juego y el combate se libra en las Leúcades de lo Interior.

Ya se sabe lo otro… el AmorAnémona, el viento ocurrente del amorAmor.

Grano y gano yo.

Así que trituramos los apéndices de las corduras con polvo ilícito de alguna exótica orquídea de Madagascar; y mientras gime un llanto de lengua hermana esa esfinge de Morgan; y gritan los lemures, sus gritos para boas, que por una malditavez, primeravez, prímulavez, son escuchados con plena atención. Entonces sanar: la biología sigue su curso…

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Maria de Herem said, on febrero 23, 2009 at 10:28 am

    ¡Ay de mi, ay vida!

    ¡Ay de mí, ay vida!… de las preguntas que se repiten;
    De las inacabables partidas de infieles –de ciudades llenas de tontos;
    De mí que siempre me reprocho a mí mismo (porque ¿quien mas tonto y quien mas infiel?)
    De ojos que en vano ansían la luz –de los objetos ruines– de la lucha siempre renovada;
    De los pobres resultados de todo –de las sórdidas y afanosas multitudes que veo a mi alrededor
    De los vacíos e inútiles años de los demás –yo mezclado con el resto;
    La pregunta, ay de mí, tan triste repetida -¿Qué hay de bueno entre estos, ay de mí, ay vida?

    RESPUESTA
    Que estas aquí –que la vida existe y la identidad;
    Que el poderoso drama continúa y tú le añadirás un verso.

    O me! O life!… of the questions of these recurring;
    Of the endless trains of the faithless–of cities fill’d with the foolish;
    Of myself forever reproaching myself, (for who more foolish than I, and who more faithless?)
    Of eyes that vainly crave the light–of the objects mean–of the struggle ever renew’d;
    Of the poor results of all–of the plodding and sordid crowds I see around me;
    Of the empty and useless years of the rest–with the rest me intertwined;
    The question, O me! so sad, recurring–What good amid these, O me, O life?

    Answer.

    That you are here–that life exists, and identity;
    That the powerful play goes on, and you will contribute a verse.


    Walt Whitman


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: