Herem

– iv – El valor de la consanguinidad

Posted in MITO Y REALIDAD by Maria de Herem on febrero 11, 2009

funerario

.

En el Tchad alguien dice: <<No tengo porque tener miedo porque estamos emparentados. Es parte de mi familia y no me atacaría>>. El hombre se refiere a un cocodrilo fabuloso. El cocodrilo no vive en su casa. Está en la laguna. Son cocodrilos que estrechan lazos genéticos con los del Nilo pero a diferencia de estos últimos no comen hombres. Sin embargo yo: ¿puedo decir eso de mi padre?

.

El hombre tuvo un sueño con el cocodrilo. Así fue como descubrió el parentesco. Sus espíritus están hermanados… Toma la garra del cocodrilo en su mano, la acaricia, permanece tranquilo a su lado. Sin embargo, yo tuve que huir del lado de mi padre y entre nosotros existía el lazo de la sangre. Algo muere dentro cuando te das cuenta de que la confianza es más sagrada entre un cocodrilo y un hombre que en el vínculo entre una hija y su padre. Y ese algo que muere está profundamente enterrado.

.

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. nandara said, on marzo 10, 2009 at 9:22 am

    Sí, es horrible. Pero vida sólo hay una y conviene caminar hacia delante.

  2. Maria de Herem said, on marzo 10, 2009 at 5:33 pm

    Nandara, esto está aquí para cuando lleguen personas que quieran abrir los ojos como yo. Yo soy solidaria desde hace un tiempo. No lo dejo por mí. Es para compartir. Si fuera por mí me dedicaría sólo al tema de las poesías y las postales. Que es lo único que me llega ahora .~)


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: